Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

By WomenNow

6, Octubre, 2021

Crédito: Getty.

Alice Walton: ¿quién es la mujer más rica (y misteriosa) de Estados Unidos?

Forbes acaba de actualizar su lista de las mujeres más ricas de Estados Unidos. Y Alice Walton, heredera del imperio Walmart, ocupa el puesto número uno. Con una fortuna de 67.000 millones de dólares, la afamada coleccionista de arte es también una de las mujeres más misteriosas del mundo.

Ixone Díaz

Tiene 73 años y es la mujer más rica de Estados Unidos. O eso afirma, al menos, la revista Forbes, que acaba de actualizar su famosa lista y ha situado a Alice Walton, heredera del imperio Walmart, en el puesto número uno gracias a un patrimonio de 67.000 millones de dólares que la convierte, de paso, en la segunda mujer más rica del mundo. Aunque muy alejada de nombres como Elon Musk (200.000 millones) o Jeff Bezos (186.000), Walton ocupa también el puesto número 18 en la lista de las mayores fortunas del planeta. Y pese a todo (y como ocurre también como MacKenzie Scott, número dos de la lista americana) Alice Walton sigue siendo una gran desconocida. 

Su padre, Sam Walton, fundador de la cadena de supermercados Walmart, decía de ella que era "la más parecida a mí, una rebelde, pero aún más volátil". De él heredó la mayoría de su inmensa fortuna. La menor de cuatro hermanos, empezó a trabajar en el departamento de compras de ropa infantil de la cadena, pero pronto se dio cuenta de que esa no era su vocación. "Me divertí, pero no me interesaba", le contó hace unos años al New Yorker en una de las pocas entrevistas que ha concedido a la prensa norteamericana. Después de graduarse en Artes y Ciencias por la Trinity University de San Antonio, trabajó cómo analista financiera y bróker y llegó a fundar su propio banco de inversión.

Aunque apenas está implicada en la gestión de la compañía (que dirigen sus hermanos Rob y Jim) los Walton han sido capaces de retener más de 50 por ciento de las acciones de la empresa, de la que siguen recibiendo sustanciosos dividendos anuales.

Pese su privilegiada posición, Walton siempre ha conseguido mantener una perfil bajo. Los detalles de su biografía son escasos. Ha estado casada dos veces. La primera, con un inversor de Luisiana. El matrimonio apenas duró dos. La segunda, con el contratista que construyó su piscina y con idéntico resultado. Sin hijos, pero volcada en la cría de caballos, su auténtica pasión es el arte. 

Compró su primer Picasso con 10 años. Claro que era una reproducción que vendían en Walmart y sólo le costó 25 céntimos. Con un colección valorada en más de 500 millones de dólares (y obras de Edward Hopper, Georgia O’Keeffe o Asher Brown Durand ) en 2011 Walton inauguró el espectacular Crystal Bridges Museum en Bentonville, Arkansas, su ciudad natal. El museo, que acoge una biblioteca con 50.000 libros, exhibe obras de Andy Warhol, Norman Rockwell o Mark Rothko, pero también la famosa Bachman-Wilson House, una vivienda diseñada por Frank Lloyd Wright que fue adquirida por Walton, desmontada pieza a pieza e instalada, más tarde, en los terrenos del museo. 

Aunque con su fortuna ha financiado campañas demócratas y republicanas, Walton tiene conexiones con la élite conservadora. Discreta y alérgica a los focos, solo su controvertido historial de tráfico ha conseguido convertirla en carne de titulares: arrestada en dos ocasiones por conducir ebria, uno de sus accidentes de tráfico se saldó con una víctima mortal en 1989. 

Sin interés por la ropa o las tendencias (ha dicho que detesta ir de compras, aunque tiene un gran estilo propio) y con un estilo de vida sencillo para una multimillonaria como ella (un perfil que le dedicó  Forbes enfatizaba que le gusta cocinar cuando recibe a sus amigos en casa) Alice Walton ha conseguido ser la mujer más rica de Estados Unidos sin renunciar a ser, también, una de las más misteriosas.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS