Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Te interesa

Foto: Getty.

6 'beach clubs' en Baleares para olvidarte de la oficina y convertirte en una profesional de la arena

Puedes ir con lo puesto. Es la gran ventaja de un club de playa. Ellos se encargan de todo: las toallas, las camas balinesas, las piscinas cristalinas, las vistas del Mediterráneo y, por supuesto, los snacks y los cócteles. Tú solo tienes que preocuparte de relajarte y disfrutar de las mejores playas de Baleares.

Ixone Díaz

Son el planazo por definición (aunque los spas playeros tampoco está nada mal). Y por varias razones. Para empezar, porque la primera línea de playa ya está reservada, sin necesidad de madrugrar ni pegarse con nadie. Y con todas las comodidades: hamacas, sombrillas, servicio atento y profesional, amplias cartas de comida y cócteles, música en directo... ¿Se puede pedir más? Sí. Son, además, el hábitat natural de la gente guapa. Y ni si quiera hace falta alojarse en un hotel de lujo para disfrutar de un día al sol a todo lujo. Aunque ya te hemos propuesto varios planes tentadores para este verano (acuérdate del glamping y las diacaciones, pero también de esta selección de los mejores chiringuitos de España y de que los spas también son para el verano) casi nada puede competir con los 'beach clubs'. Y en Baleares se han convertido en una cita obligada para cualquiera que visite las islas, aspire a desconectar del estrés y disfrutar del merecisídimo descanso post-pandémico. Toma nota!

Purobeach Illetas (Mallorca)
Después del éxito de Purobeach Palma, en 2017 el mismo grupo inauguró este club de playa en la localidad costera de Calvià. Con vistas panorámicas de la Bahía de Palma, es una de las terrazas al Mediterráneo más privilegiadas que te puedes encontrar. Además de los servicios habituales, ofrecen clases de yoga y tratamientos 'wellness'.

UM Beach House Portals (Mallorca)
Un ambiente rústico, bohemio y natural asomado al mar, unas camas inmensas y confortables a los pies de la piscina y música étnica de tradiciones afro de fondo. También es un destino imprescindible para los gourmets de pedigrí gracias a un restaurante que conjuga los sabores de la tierra con las técnicas de vanguardia.

Assaona Gastrobeach (Mallorca)
Ya lo dice su nombre: en este club de playa la promesa de sol y arena es tan importante como la de su tentadora carta de cocina moderna con raíces tradicionales. A solo cinco minutos de Palma y abierto desde la mañana a la madrugada, sus camas balinesas y características sombrillas prometen un verano de postal con música de Djs locales como banda sonora. Tienen una carta específica de hamacas para comer y beber sin renunciar a la posición horizontal.

CBbC Cala Bassa (Ibiza)
Situado en una maravillosa cala de aguas cristalinas en forma de concha perfecta, el escenario de este club de playa es garantía de relax con los pies en la arena. Aunque si lo que buscas son actividades, puedes alquilar motos acuáticas o probar con el stand up paddle. Si no eres capaz de olvidarte de la oficina aquí, eres un caso perdido.

Beach Club Gecko (Formentera)
La tentadora propuesta de este club de playa consiste en pasar un día de verano como lo hacía la élite de los años 50. ¿Y eso qué significa?, te preguntarás. Pues en un plan tan sencillo como imbatible: relax al sol en la playa Migjorn, buena música y mejores cócteles. El pase de día VIP incluye, además de cama balinesa, una copa de Dom Perignon.

Arena Beach (Menorca)
Sí, es cierto: la playa de este 'beach club' es artificial, pero no desmerece nada a las de arena fina. Situado en Cala´n Bosch y con vistas a su magnífico puerto deportivo, este establecimiento “adults only” ofrece, además de los servicios habituales, masajes relajantes y shishas.

TE INTERESA

NO TE PIERDAS