?
?

Eventos inspiradores Actualidad imprescindible Voces extraordinarias

Contenido desarrollado para

VisitBritain

2022, el mejor año para impregnarte del espíritu 'royal' en Reino Unido: todo lo que puedes visitar

La alegría y la fiesta llenarán las calles del reino británico durante los próximos meses debido a la celebración del Jubileo de Platino de Isabel II

María Villar

Compartir

Isabel II accedía al trono de Gran Bretaña a la edad de 25 años, dando comienzo a un histórico reinado que este 2022 alcanza la encomiable cifra de 70 años. Para celebrar este hito, este año el Jubileo de Platino de su majestad se sentirá tanto en Gran Bretaña como en el resto de  países de la Commonwealth. Las grandes celebraciones tendrán lugar durante la festividad de Inglaterra, entre los días 2 y 5 de junio, pero el país se volcará semanas antes ya con este evento. Por eso estos meses son un gran momento para ser partícipe de la faceta más alegre y festiva del país.

Sin salir de Londres, encontramos los Jardines Botánicos, compuestos por más de 50.000 exóticas especies de plantas, árboles y flores. A lo largo de sus 121 hectáreas se celebrarán eventos como talleres de yoga o recorridos a pie con los que conectar plenamente con la naturaleza y a partir de noviembre se podrá disfrutar de innovadores túneles de luz y de deliciosa comida a pie de calle.

De castillo en castillo

El próximo 5 de junio tendrá lugar en los alrededor del castillo de Windsor, concretamente en Long Walk, un picnic gigante para celebrar el Jubileo de la Reina en el Día del Día del Almuerzo. Aunque habrá mesas que se pueden reservar de forma gratuita, desde Clarence House se invita al público a llevar sus propios manteles para extenderlos en el campo. Sin duda esta edificación será una de las localizaciones más importantes en esta celebración tan especial, pues también acogerá una exposición que incluye el vestido original que llevó la reina en su coronación. Se trata de una pieza muy especial tanto por el acto en el que la vistió como por su confección, pues se necesitaron 12 bordadoras y se emplearon 18 tipos diferentes de hilo de oro. Otra cifra espectacular son las 3.500 horas que se invirtieron tan solo en completar la costura de la prenda.

Además, la Casa Real abrirá al público de forma excepcional durante el mes de junio otras residencias que normalmente son de uso privado, como el castillo de Balmoral, en Escocia o el Royal Pavilion, en Brighton.

Las grandes celebraciones

Pero si hay un evento importante en junio, ese es el desfile Trooping de Colour. Tendrá lugar el 2 de junio y es una de las celebraciones más esperadas cada año por los británicos. Tras dos años sin poder asistir, la fecha en la que la soberana cumple siete décadas en el trono se plantea como un momento ideal para que la reina vuelva a presidir esta fiesta. Se encenderán 1.500 antorchas por todos los rincones del país y la Commonwealth y el desfile estará integrado por más de 1.400 soldados, 200 caballos y 400 músicos. El recorrido de la comitiva arrancará en The Mall hasta Horse Guard’s Parade, por donde irán acompañando a los miembros de la Corona a caballo y en carruajes. El vuelo de la Real Fuerza Aérea británica pondrá el broche de oro a un desfile que será retransmitido para todo el país por el canal uno de la BBC.

La Casa Real británica quiere hacer partícipe de esta celebración a todos los ciudadanos y para ello tiene planeado trasladar la celebración al Palacio de Buckingham el día 4 de junio. Allí tendrá lugar un concierto para conmemorar los momentos más significativos y alegres del reinado de siete décadas de lsabel II. Se esperan hasta 10.000 personas y la entrada es gratuita. Al día siguiente, las calles se inundarán de alegría con varias muestras de arte callejero, teatro, música, circo y disfraces.

Gran Bretaña, en plena naturaleza

Inglaterra puede disfrutarse no solo por tierra, también por mar. Puedes hacerlo reservando un tranquilo paseo en altamar a bordo de un ferri. Una de las rutas más recomendables es la que une Escocia con las islas Órcadas, archipiélago que se sitúa a 16 kilómetros de la costa de Caithness. Estas islas conforman un increíble paisaje natural que hará las delicias de los aficionados a las aves, ya que se pueden observar multitud de especies.

Si estás en Escocia, el Palacio de Holyroodhouse es visita obligada. En la residencia oficial de la Reina en Edimburgo podrás observar atuendos y  joyas, así como las cámaras de la reina María I, antigua reina de Escocia, a las que se accede por una escalera de caracol, en la parte más antigua del palacio. También podrás contratar una visita guiada por la abadía de Holyroody y contemplar la bóveda real, donde reposan los restos de James V de Escocia.

Para aquellos que buscan una aventura con más acción, puedes probar la equitación, una de las aficiones confesas de la monarca, ya que Inglaterra ofrece paisajes maravillosos para disfrutar de largos paseos a caballo. Cerca de Holmwood, Surrey, existe un sendero circular de ocho kilómetros que permite deleitarse con la belleza natural de un paisaje encantador.

Y otro de los atractivos naturales indispensables del país son los Costwolds, la campiña inglesa. Una de las características más atractivas de esta tierra es su ubicación entre Oxford y Bristol y su gran accesibilidad desde Londres, a poca distancia en tren. Se trata de un espectacular paisaje formado por pequeños pueblos de casitas de madera y piedra que trasmiten el verdadero espíritu rural del país. Además, esta comarca posee una gran oferta gastronómica e histórica, con sitios como el Castillo y Jardines de Sudeley o la Iglesia de Santa María de Painswick.

Aficiones muy 'royal'

Otra de las maneras de rendir homenaje a los 70 años de reinado de Isabel II es probar los increíbles dulces del país. La repostería inglesa cuenta con gran tradición y fama internacional. De hecho, costumbres como el famoso té de las cinco, acompañado de scones y sandwiches, se han representado en numerosas obras literarias y audiovisuales, la última de ellas, Los Bridgerton. Aprender a hacer estos delicados postres en el mismo país en el que se originaron puede ser una gran actividad para realizar en grupo.

Y quienes quieran encontrarse con el lado más clásico de Gran Bretaña, no se pueden perder el tradicional cambio de guardia, una ceremonia que se lleva a cabo diariamente a las 11.30 entre los meses de mayo hasta julio. El resto del año se realiza cada dos días. Antes de planificarte, echa un vistazo al tiempo, porque los días de lluvia el espectáculo se cancela. Merece la pena contemplar este desfile de alrededor de 45 minutos en el que los guardias, con sus característicos sombreros de pelo, procesionan al ritmo de diferentes músicas militares y de estilo actual.

Estas son tan solo unas pincelas de las posibilidades que ofrece este país impregnado por las tradicionales costumbres de la realeza. Desde las actividades más protocolarias hasta aquellas que humanizan a los miembros de la familia real, todas tienen cabida en esta mirada aristocrática y solemne, pero también cercana, del país.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con VisitBritain. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.